Reuniones en Beijing

Reuniones en Beijing

Cuaderno de bitácora –, 25 de Febrero del año de nuestro señor 2016.

Compañeros de viaje, hoy hemos tenido un gran día, además de vertiginoso y con varias dificultades. Como os comentaba, ayer estuvimos en Beijing. Nos habíamos hospedado junto a la oficina de la primera cita, pero tuvimos el primer contratiempo: al llegar habían cambiado la oficina de dirección desde nuestro último viaje a la ciudad. Ivanna los llamó, y sin dilación, el Sr Shi vino a por nosotros y nos llevó a comer para ponernos al día y hablar de forma amistosa. Al terminar fuimos a su oficina, donde nos recibió con los brazos abiertos y muy interesado en nuestros productos. Nos dio consejos y nos pidió muestras, además de poner mucho interés en el vino azul el cual quería comprar, además de galletas y dulces. Nada mas terminar continuamos nuestro viaje a la siguiente oficina.

En estas ciudades una de las dificultades son las distancias entre diferentes puntos, pueden ser de horas. Al llegar tuvimos el mismo contratiempo, pero Ivanna lo arreglo de nuevo inmediatamente aunque esta vez tuvimos que desplazarnos nosotros. De nuevo en un taxi, (dando gracias a que en esta ciudad son bastante baratos), pero mereció la pena. El Sr. Gao, además de hacernos pedidos de vino de varias clases, nos pidió muestras y dio consejos para el diseño de los envoltorios de nuestras galletas y dulces, dándonos fecha limite para poder comprarnos este año estos productos variados. Incluso nos ofreció participar en la feria de mayo en Shanghai en su stand, con alguien de nuestra empresa.

Después tuvimos el tiempo justo para salir hacia la estación de tren para proseguir nuestro viaje a Zhengzhou, donde nos espera nuestra Compañera Susana Wang para seguir nuestra aventura por tierras asiáticas. Como siempre, deciros que si necesitas ayuda para exportar a China vuestros productos no dudéis en poneros en contacto con nosotros.

Un abrazo y hasta el próximo post en el que os seguiremos contando nuestras aventuras exportando a China.